NACIONALIZACIÓN ESPAÑOLA DE SEFARDÍES


Por

El 25 de junio el BOE publicaba la Ley 12/2015, de 24 de junio, en materia de concesión de la nacionalidad española a los sefardíes originarios de España. Después de un año de trámite y poco antes de que cierren las Cortes de esta legislatura, se aprobaba una ley que tiene un importante alcance práctico y también histórico. Se trata de una norma apoyada directa o indirectamente por todas las fuerzas políticas del arco parlamentario: la única polémica importante que suscitó el debate parlamentario fue la supuesta discriminación de otros colectivos como los saharauis. La aprobación de esta ley se explica, entre otras razones, por el momento político actual: voluntad de atraer a las comunidades judías y de congraciarse con Israel. Pero también se explica en clave histórica. Por un lado se habla de reparar la injusticia de la expulsión de los judíos de las Coronas de Castilla y Aragón en 1492. Por otro lado, la norma conecta con las políticas de naturalizaciones desarrolladas en los siglos XIX y XX.

CÓMO, DÓNDE y CUÁNDO?

En este artículo publicado en la revista Ecónomis&Jurist nº 194 por el Dr. Alfons Aragoneses, Profesor lector de Historia del Derecho de la Universitat Pompeu Fabra, y Carles Basteiro-Bertolí, Abogado y Auditor legal IP&IT, miembro de MOZAIKA; justo el 1 de octubre (fecha de entrada en vigor de la normativa); se explican algunas de las claves históricas, la dimensión política actual y los aspectos técnico-jurídicos de una ley que ahora comienza su camino.

DECRETO EXPULSION DE LOS JUDIOSEl trámite burocrático de obtención de la nacionalidad española por sefardíes de origen español aparenta sencillez, pero oculta una gran complejidad en la aportación de los documentos que prueban la condición de sefardí, y más teniendo en cuenta que estamos hablando de un lapso de tiempo de 523 años aprox. de diáspora, donde la tradición, el arraigo y la vinculación a los antiguos reinos de la península Ibérica es en el mayor de los casos verbal, difícil de probar con documentos, aunque sea incuestionable entre las propias comunidades judías; y es más difícil aún en aquellos casos de asimilación o conversiones posteriores; aquí si el solicitante o su familia no ha seguido la Ley judía ¿Cómo vamos a obtener un certificado de la autoridad rabínica o de una comunidad judía del país?. Este proceso, a no ser que tenga el asesoramiento profesional de un abogado conocedor de la materia, sólo será viable para aquellos casos de absoluta evidencia por parte de la administración pública española.

Como se intenta explicar de forma sencilla en el artículo, el legislador ha hecho gala de su gran voluntad, ya sea por intereses políticos, económicos o de estrategia social, queriendo limpiar un viejo expediente pero sin haber indagado demasiado en la realidad judía de las actuales comunidades españolas, ni las del resto del mundo. Incongruencias como la prueba de los apellidos, que un genealogista vería ridícula o anecdótica, por la debilidad de información que aporta sobre un posible “ADN” judío sefardí; ponen en tela de juicio muchas cosas. ¿Ha habido una valoración real de a cuantas personas puede afectar esta Ley? Habremos de esperar las primeras solicitudes y concesiones de nacionalidad.

Para saber más, leer el artículo en: http://www.economistjurist.es/articulo-derecho-civil-penal-mercantil-laboral-fiscal-procesal-publico-privado-administrativo-internacional/nacionalizacion-espanola-de-sefardies/?utm_source=boletin_semanal&utm_medium=email&utm_campaign=20151005#

Un pensamiento en “NACIONALIZACIÓN ESPAÑOLA DE SEFARDÍES

  1. 8 octubre, 2015 a las 14:31

    Cambio mi nacionalidad española por su nacionalidad israelí al ciudadano de Israel que la quiera.
    Shalom!
    JL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *