Entrevista a Tal Nitzán


Por
Tal Nitzan.

Tal Nitzan / Ph. Amit Zinman

1 – ¿Cuando y por qué descubrió su vocación literaria, concretamente poética? ¿Fue a raíz de traducir?

En efecto, el orden fue inverso: la poesía precedió la traducción. Más aun: una vez que empecé a traducir poesía, dejé de escribir. De hecho, inconscientemente, me he silenciado. Para una joven poeta resulta demasiado fácil callar al enfrentarse con gigantes como Octavio Paz, Pablo Neruda, César Vallejo. Durante varios años escribí la poesía suya en lugar de la mia. Sólo luego de un largo proceso logré encontrar de nuevo mi propio camino y mi propia voz y otorgarles un lugar en el mundo. Pero la traducción también ha enriquecido mi escritura, fue como asistir una escuela con los mejores maestros.

2- Como poeta. ¿Piensa que la poesía es un puente entre culturas y lenguas diferentes? ¿El lenguaje poético es para usted un lenguaje universal?

El lenguaje poético es mi primera lengua, la lengua materna interna, la capacidad de expresar cosas que no puedo decir de otra manera. Paradójica y milagrosamente, este lenguaje tan privado hasta que a veces parece idiosincrasico, permite contacto y comunicación que no son posibles de una manera no-poética. Un contacto capaz de atravesar distancias de idiomas, épocas y culturas.

3 – Hablamos del hebreo, de la continuidad milenaria de este idioma y de las claves que tienen los lenguajes para abrir e interpretar experiencias:¿El hebreo es su lengua materna? ¿cómo moldea esta lengua milenaria en su proceso de creació poética?

Nacida en Israel a padres de origen Argentino, el español tambien ha sido un lenguaje de mi niñez, parte de la cual pasé viviendo en Sud-America. Asi que la cuestión de lenguaje me ocupo’ bastante ya en aquellos años.

Como traductora utilizo las capas históricas de hebreo, su musicalidad, su capacidad de concisión. Todas estas caracteristicas me son disponibles también como poeta.

*

La que nació sin lengua materna

caminará toda su vida

en su propio rastro

Su sótano se exhibirá sobre su cabeza

su casa no sabrá

que es su casa

A veces un pájaro muerto

se deslizará bajo su pie

fingiéndose tentadora hoja de otoño

el caramelo de otrora se disuelve sobre su lengua

al clavo oxidado sigue incrustado en su garganta

La que nació sin lengua materna

ya nunca soltará su lengua de niña.

(Traducción: T.N.)

4 – ¿de los escritores que usted ha traducido cual le ha influido más?

Hoy menos, pero durante años me cuidé mucho de la influencia, precisamente por haber escrito en hebreo la poesía de otros. Sentí necesidad de defender la autenticidad y la autonomía de mi voz. Así que no se’ si puedo realmente señalar una influencia. De los poetas que he traducido César Vallejo y Alejandra Pizarnik me son muy importantes, emotivamente ademas de poéticamente, pero no creo que sus huellas aparezcan en mi escritura. Por otra parte, mi dieta poética no está limitada a los poetas hispánicos que he traducido – incluye tambien figuras como T.S. Eliot, Paul Celan, Czeslaw Milosz, Sylvia Plath, poetas hebreos como Yair Hurwitz y Nurit Zarchi.

En una entrevista que di en inglés, esta fue la respuesta más corta:

-Has Pablo Neruda been an influence in your work?

“No.”

8- ¿Qué le inspira para escribir?

Mi punto de partida es siempre alguna experiencia, sea emocional, cerebral, soñada o política. Algo que me mueve o conmueve. Como lectora tambien, el contenido, lo expresado, siempre me interesan mas que la forma, el lenguaje, innovaciones artisticas etc. Los textos indispensables para mi son los que, luego de atravesarlos – o ser atravesada por ellos – ya no soy exactamente la misma. De manera similar, lo que escribo es lo que pide a gritos que lo escriba, lo que no me dejaría dormir si no lo escribiese.

9- De los poemas que ha escrito, cual es su favorito y por qué

No existe tal poema. Normalmente el favorito es el último que logré escribir.

Hay poemas que tienen un valor especial para mi’, por reunir mis preocupaciones esenciales, lo íntimo y particular con lo universal, como el siguiente:

El punto de la ternura

…at the hour when we are

trembling with tenderness
lips that would kiss
form prayers to broken stone.

T. S. Eliot

Aquí reside la ternura.

Aun si al corazón, en su mutismo,

se lo tragó la ciudad como a una piedra;

debes saber: éste es el punto de la ternura.

Dame tu mano en el mundo.

Vi a una madre hablándole rencorosa a su hijo,

asolándolo con palabras;

vi plegarse un edificio hasta el polvo,

lentamente, un piso dentro de otro.

Cuánto debemos apiadarnos,

cuánto apaciguar.

Cuando se cierra la noche

sobre una nuca no besada

ya no hay remedio:

todo ahogo

en cada garganta,

tiene sólo una cura,

Mira, simplemente, éste es el punto.

(Traducción: Gerardo Lewin)

O otros que logran dar forma simbólica, onírica o pictórica a cosas que yo no podría expresar o explicar de otra manera – lo cual es básicamente la definición y la función de poesía para mi’:

*

The wounded forms appear:

the loss, the full extent

Leonard Cohen

En la barca estrecha somos dos.

Una mujer erguida como un cuervo

y un niño de blanco. Con nosotros va al barquero,

su cara la de cualquiera.

El cielo es hierro denso,

el agua, color panza de sardina,

el reflejo del bote en él, un filo azul.

La podredumbre de Europa en nuestras narices.

Si soy el niño tengo una gorra de marinero

y tres perlas de lágrimas en mi mejilla redonda

se congelan hacia mi cuello ancho.

Si soy la mujer que oscila sobre él

mis ojos no contemplan ninguna orilla.

No de seda ni de lana es mi ropa

sino de trazos negros

y los billetes en mi cartera

son cartas escritas con tinta mágica:

en un instante la verdad se convierte en nada.

Si soy el niño no sé sino:

que mis pies están petrificados de miedo,

el agua abre una boca grande.

Si soy la mujer, bajo las flores de mi sombrero,

hinchadas como medusas,

la voz que me promete con calma

dentro del velo negro: sabe,

no tendrás tregua,

el paño será arrancado de la herida lentamente,

una y otra vez.

(Traducción: T.N.)

11- Según usted, ¿La literatura puede ser una buena escuela de tolerancia?

Absolutamente. La facultad humana del lenguaje sirve para las peores barbaries y opresiones. Pero en el lado opuesto está este otro producto del lenguaje, la literatura, que no quiere ganar, dominar, mentir, o persuadir. Que no tiene fin alguno salvo la verdad, tal vez la belleza. Por lo tanto, la literatura puede ser un contrapeso a los abusos del lenguaje, y servir como magnífico fundamento para la tolerancia.

Tal Nitzan.

Tal Nitzan / Ph. Iris Nesher

16 – Usted, como activista manifiesta y mujer comprometida, su voz crítica muchas veces incomoda en su país. Cree que la literatura, y concretamente la acción poética, pueden cambiar / transformar la realidad?

Pueden sí, pero no deben. La literatura, y la poesia en particular, no tiene ningun deber. A diferencia de un eslogan, no tiene que hacer, solamente ser. Mi activismo es una eleccion personal de tipo moral, no artistico. Puede o no reflejarse en mi poesía. La pregunta si la literatura puede producir un cambio es una cuestion sociológica más que literaria. Cuando escribo un poema de denuncia, no lo defino como tal de antemano, no me pregunto cuál será su impacto, o cómo van a reaccionar a los desconocidos lectores, si es que los habra. Lo escribo simplemente porque debo hacerlo. En ese momento soy alguien que grita en una habitación sin preguntarse si la oyen fuera de los muros. El éxito de la poesía no depende de la medida en que ha transformado la realidad – esta es una expectativa erronea. Su impacto no es inmediato. Pero un poema de denuncia, si es bueno o efectivo, permanece después del acto que lo originó, y puede crear un espacio mental y emocional de duda, o resistencia, o rebelión, para ambos lectores y escritores.

17 – ¿Ha recibido amenazas por defender sus ideas?

La inevitable cuota de blasfemias, ataques y amenazas dirigidas casi a cualquier expresión de izquierda – esa es la atmósfera socio-política aquí hoy en día. Nunca me sentí verdaderamente en peligro.

18- El novelista David Grossman, compatriota suyo, afirma que Sólo los líderes “pueden cambiar las cosas”, pero “suelen ser gente asustada”. ¿Está de acuerdo con tal afirmación?

Grossman es un admirable humanista de la comunidad literaria israelí. Esta afirmación suya, sin dejar de ser cierta, es solamente parte del cuadro, por lo cual es bastante generosa respeto a la realidad. Nuestros líderes actuan con mucho cinismo, corrupción, racismo, extremismo nacionalista y un constante rechazo hacia cualquier iniciativa de paz. Siempre hay una amenaza exterior, un terrible enemigo – sea Siria, Iran, los palestinos, la abusada memoria del holocausto – para instigar al público israelí y desviar su mirada. Hace años que el gobierno nos mantiene en permanente estado de guerra y miedo, sin siquiera enmascararlo: últimamente Netaniahu ha prometido que siempre viviremos bajo la ley de la espada. Esa es su visión y su política y efectivamente así procede.

19- ¿Se puede seguir viviendo en estado permanente de guerra?

Permanecer bajo el volcán no es una decisión obvia. Exige una lucha constante contra la desesperanza.

21- Algunos intelectuales a nivel mundial, como recientemente ha ocurrido con Stephen Hawking, instan al boicot contra Israel por la ocupación. ¿Qué opinión le merece?

Apoyo cualquier acto que pueda poner fin a la ocupación, y a la luz de la situación política aquí tal vez solo una intervención internacional podría hacerlo . El problema con el boicot es que muchas veces está dirigido contra académicos, artistas, escritores etc., que irónicamente son los que combaten y oponen la ocupación dentro de Israel, y por lo que parece, a esta altura, tiene muy poco efecto en el gobierno, que lo clasifica como antisemitismo.

22- ¿Dónde está exactamente el antisemitismo en estos momentos? Para algunos está claramente en la izquierda, para otros sólo en algunos reductos de la ultraderecha más religiosa, y para otros es algo que pertenece al pasado.

El antisemitismo es un problema vigente como cualquier otro tipo de racismo o xenofobia. Naturalmente en Israel su existencia es menos evidente. Su daño aqui es el abuso cínico de nuestros líderes, que caracterizan cada crítica legítima de los actos de Israel como antisemitismo o “auto-antisemitismo”, y esta eterna posición de víctima sirve como pretexto para terribles atrocidades.

Tal Nitzán – Página Web

Destacada Poeta, escritora, editora y traductora, ha publicado seis poemarios y una novela. Obtuvo, entre otros, el Premio del Ministerio de Cultura para Poetas Principiantes, el Premio al Primer Poemario, el Premio del Primer Ministro para Escritores, el Premio de Poesía de la Universidad Hebrea.

Con más de 80 obras traducidas, Tal Nitzán es la mayor traductora de literatura hispana al hebreo. Además de una adaptación del Quijote para lectores juveniles y dos antologías de poesía latinoamericana, entre los que ha vertido al hebreo constan autores de la talla de Cervantes, Neruda, García Lorca, Paz, Borges, Vallejo, Pizarnik, Cortázar, García Márquez, Delibes y Bolaño. Por esta labor ha recibido galardones como el Premio Creatividad en Traducción en dos ocasiones, el Premio Tchernijovsky para traductores sobresalientes y una Medalla de Honra del Presidente de Chile por sus traducciones de Pablo Neruda.

Sus poemas han sido traducidos a más de 20 idiomas, y recopilaciones de su poesía se han publicado en inglés, italiano, francés, lituano, portugués, alemán y español: ‘El tercer niño’.

Pacifista ferviente, Tal Nitzán ha editado la antología Con cincel de hierro, poesía hebrea de protesta, traducida y publicada en inglés (SUNY, 2009), y en francés (Al Manar, 2013).

Tal ha vivido en Buenos Aires, Bogotá y Nueva York. Actualmente reside en Tel Aviv.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *